Deborah de Luca y su transformación por la fama

Deborah de Luca, la famosa Dj italiana y considerada como una de las grandes reinas actuales de la música techno inició su carrera trabajando como bailarina. Nacida en el barrio marginal de Le Vele de Scampia en Nápoles (Italia), comenzó su trayectoria musical, formándose en el mando de las mesas de mezclas.

En 2013 creó su propio sello discográfico, Sola_Mente Records. Una iniciativa gracias a la que De Luca no solo ha conseguido ser su propia jefa, sino estar siempre a la caza de talentos dentro del panorama “del techno de calidad” tanto en el propio Nápoles (donde está asentada la empresa) como en otros rincones de un mundo que cada vez se le hace más pequeño. Además, su estilo personal, en el que se funde el hard techno con el minimal en melodías absorbentes, es un reclamo seguro allí donde actúa.

Sin embargo, su carrera se ha visto envuelta en un devenir de polémicas debido a sus transformaciones corporales por medio de cirugías estéticas, ya que desde finales de 2006 se ha venido practicando algunas cirugías en sus pómulos, senos, labios y nariz.

Deborah de Luca antes de sus cirugías plásticas en 2010

En la actualidad, sus fans se concentran en su música tras su reciente álbum She Sleeps, donde De Luca expone:

“She Sleeps es un tributo a mis problemas pasados ​​con el sueño, la noche y la oscuridad, problemas que he tenido desde que era niña. Siempre he tenido sueños horribles y pesadillas adultas, y mi relación con el sueño ha sido de amor y odio. Luego, hace un año, algo cambió. Encontré un equilibrio inesperado que nunca imaginé que podría sentir … y ahora, Ella duerme «

De Luca, quien lleva años construyendo su imperio también en las redes sociales, cuenta con más de un millón de seguidores en Instagram, plataforma en la que da visibilidad a sus trabajos y promociona actuaciones o nuevos lanzamientos. La fiebre que despierta es tan grande que ya hay hasta quien se ha tatuado el rostro de la DJ –en proporciones nada desdeñables– en pleno antebrazo. Sin duda, su reinado será largo y soleado en la noche.